GRACIAS A BUENAS PERSONAS, CAMBIAMOS SUS VIDAS.

GRACIAS A BUENAS PERSONAS, CAMBIAMOS SUS VIDAS.

Nápoles, nos llegó en un lamentable estado. Sus costillas asomaban por su grande y escuálido cuerpo. Temeroso y desconfiado nos robó el corazón rápidamente.

Hoy,  casi cuatro meses después y bastante recuperado, disfruta de su nueva vida.

Desde Siempre Contigo, gracias a la buena gente del nuestro vecino país Francés y gracias al incasable trabajo de nuestras compañeras y de nuestras tan necesarias asociaciones, que nos ayudan a cambiar sus vidas.

Querida familia, os estamos muy agradecidos por las fotos y por darle un lugar a nuestro grandullón en vuestras vidas.

Ir a la barra de herramientas