Recogidos por sus dueños

Estos perritos nunca fueron olvidados por sus verdaderos dueños, simplemente se perdieron o escaparon, pero ahora vuelven a disfrutar del calorcito de su hogar de siempre, con los que más quieren... ¡¡ qué suerte volver a casa!!