DICEN,...

Dicen que cuando el sueño no te visita, si cuentas ovejitas enseguida llega. Pero esta noche, no son ovejitas lo que se me viene a la mente...

Uno, de un día cualquiera, dos, tres, tres bodegueros entregados por un anciano campero, que deja su campo para vivir son su hijo y los perros no entran en los planes.

Cuatro, cuatro días soltando garrapatas y chinchorros, tras el baño y la desparasitación cinco, seis, seis semanas para curarte el absceso que traías en el cuello, siete, siete semanas y aun a pesar de nuestros mimos, aun te cuesta confiar en nuestras caricias. ocho, nueve, diez, once, llegaste el 11 de septiembre doce, nos dejaste el doce de febrero. trece, y hasta el infinito serán los días que lloremos por ti, que nos sintamos impotentes, y frustradas en esta labor,...

Hoy con los ojos turbios por las lágrimas y con el alma rota, te decimos hasta pronto.

Tu corazón, de manera traicionera te jugó una mala pasada, y la vida injusta quiso que pasara en ese preciso momento. Tus compañeros de dormitorio, tu hermano chichón entre ellos, quisieron ayudarte, reanimarte, ahora lo comprendemos,... porque las mordidas que tenias, no eran mortales, eran la manera que tenían de hacerte despertar.

A pesar de la rapidez por trasladarte a la clínica y a pesar de la rápida atención de Sandra, tu corazón decidió que era ya hora de dormir Y con el calor del gotero templado, y con el calor de Sandra la veterinaria, nos dejaste. Y ahora nosotros desconsoladas, y enfadadas con el mundo lloramos, lloramos muchísimo Chi. En estos casos, en estos momentos, no comprendemos como nos puede doler tanto la pérdida de uno de nuestros animales, y que haya sitios donde los sacrifiquen, donde sus vidas no valgan nada....

Tu abandono aquel día, supuso que vivieras sin garrapatas, que tuvieras la asistencia veterinaria que te fue negada, y que tuvieras amor y cariño sincero. Ahora con el recuerdo de tu preciosa y simpatica carita, el sueño me empieza a visitar y me quedare dormida con tu recuerdo. Chi, llévanos Siempre Contigo.

Chiicamita.jpg
AdjuntoTamaño
Así, nos llegastes..jpg531.4 KB