DONACIÓN DESDE EL CENTRO COMERCIAL BAHÍA MAR

Hay veces en las que las adopciones salen redondas. Principalmente porque vemos a diario cómo los peludos son queridos y atendidos en sus nuevas familias; pero también porque establecemos con los adoptantes una relación de amistad que se prolonga en el tiempo. Es lo que nos está sucediendo con la familia de Rudolfo, el pequeño pinscher con una patita deforme que fue adoptado en Sanlúcar hace no mucho tiempo y que está plenamente integrado en la familia.

Su mami Lola trabaja en el centro comercial Bahía Mar y gracias a ella y a su jefa, hemos conseguido una donación de cositas para vender en nuestros mercadillos. Hoy mismo, en San Antón en Puerto Real, hemos podido poner a la venta la mayoría de las cositas donadas, con muy buenos resultados! Así que, desde esta humilde página, enviamos nuestro más sincero agradecimiento a Lola y al centro comercial Bahía Mar!  

Donación BMar.jpg
AdjuntoTamaño
Dona BMar.jpg670.51 KB